Bitácora de Viajes

Ben en Panamá

Me gustaría contar mis experiencias en Panamá. Estuve ahí por diez días en octubre de 2014. No fue un viaje normal, me fui con un grupo de la Universidad de Lenguas Aplicadas de Múnich. Erámos 18 estudiantes en total. Nuestra universidad participa en un proyecto que se llama “Global Brigades”. Ofrece a grupos de estudiantes la oportunidad de viajar a un país como Honduras, Nicaragua, y Ghana para mejorar las circunstancias de la gente allí. En primer lugar, el grupo tiene que recoger donaciones y dinero de empresas y también de individuos. En segundo lugar, cuando el grupo ha recogido el dinero que es necesario para financiar el viaje, todo el grupo viaja junto a este país y trabaja con la gente. La razón por la que hemos decidido viajar a Panamá es que es un país hispanohablante y por eso hemos tenido la oportunidad de hablar con la gente. Nuestra Brigada se dividió en dos sectores “Salud Pública” y “Ambiental”. Hemos trabajado en una comunidad nativa y hemos plantado 281 plantas en total en tres días en el campo de la comunidad (plantas de café, palisandro y plátanos) y hemos construido tres letrinas (una en el campo, una cerca de la “casa comunal” y una para una familia) en tres días también con la ayuda de los técnicos. Muchas personas que viven allí no tienen acceso a saneamiento. Era un trabajo muy duro porque hacía calor y había mucha humedad. ¡Mezclar el cemento en el suelo con palas es la cosa más difícil que he hecho en toda mi vida!

Los habitantes de “Emberá Puru” eran un poco tímidos al principio, pero después hablaban más y estaban interesados en nuestra cultura también. Éramos la primera Brigada alemana en su comunidad. En el último día con ellos hubo un acto cultural donde nos presentaron un baile tradicional. Todas las chicas recibieron una corona de flores. Además cocinaron algo muy delicioso con arroz y pollo para nuestro grupo. Me ha gustado mucho que la gente era muy amable, especialmente los niños.

El último día visitamos la Ciudad de Panamá con uno de nuestros intérpretes. La ciudad ofrece más de lo que piensas. Hay un paseo muy bonito que va directamente a lo largo de la bahía que es perfecto para pasear. A partir de ahí se tiene una perspectiva fabulosa a la silueta de edificios. El casco viejo se encuentra muy cerca de la bahía, hay muchas calles pequeñas y casas antiguas. Si vas allí por la noche hay una amplia variedad de bares, recomiendo especialmente un bar de la azotea que se llama “Tántalo”. Desde allí se puede echar un vistazo impresionante de la ciudad iluminada.

Me han gustado muchas cosas en Panamá, por ejemplo la naturaleza. Hay tantas plantas y animales diferentes (¡también venenosos!). Toda la gente es muy amable y hospitalaria. ¡Aunque fue una experiencia corta, me gustaría viajar a Panamá otra vez en el futuro para ver más de este país!

¿Has estado en los mismos lugares? Comparte tus impresiones en los comentarios ;-) ¿Quieres compartir con nosotros tus experiencias en países hispanohablantes? ¡Contáctanos!

  1. Pingback: Bitácora de viajes en papel | es-tema.de

  2. Pingback: Bitácora de viajes en papel – Teresa Moreno

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: