En clase En formación Para profes TemasELE

Narrativas memorables (PDP_ELE 2015)

Bueno, pues he terminado el segundo capítulo de PDP_ELE, el programa de formación profesional que estoy haciendo con Edinumen. Este capítulo ha sido fenomenal por la oportunidad de escuchar a gente que te inspira a mejorar, a seguir echándole ganas (como decimos en México), gente que te hace saber que vas por buen camino, pero que te queda mucho por delante, porque así debe de ser, porque la meta es el camino y como profes nunca dejamos – o deberíamos dejar – de aprender.

El tema de esta unidad ha sido la narración como mecanismo de aprendizaje, pero la narración emotiva, memorable, que se vuelve una experiencia personal. Como quiero seguir en la línea de ponerme metas después de cada unidad, continuaré, inspirada por María Acaso, a quien sigo en Twitter y en su blog desde hace algunos meses con la meta #4: hacer de mis clases un marco de acción social que nos lleve (a mí y a mis estudiantes) a transformar el mundo.

Me ha fascinado escuchar un poco más a María Acaso en el contexto de la clase de ELE porque su discurso da en el clavo de algo que me ocupa desde hace más de un año y es lo que venía diciendo Paulo Freire desde los años setenta: no hay educación neutra. Todo acto educativo es un acto político y como tal la clase de lenguas es política. Como dice Acaso, los profes de ELE no solo debemos vernos como transmisores de conocimientos, sino como transmisiones de acciones políticas, por lo tanto debemos reflexionar sobre el discurso que llevamos al aula, los discursos que traen nuestros estudiantes, los discursos de los materiales que usamos, en fin, también lo dice Penycook :

“The language we teach, the materials we use, the way we run our classrooms, the things students do and say, all these can be seen in social and cultural terms, and thus, from a critical perspective as social political and cultural political questions.” (Critical Applied Linguistics, Pennycook, 2001: 129)

Ya volveré en detalle a este punto tan importante para la clase de ELE en otra entrada.

Mi meta #5 es hacer de mi clase un ecosistema enriquecido, un mundo al que los estudiantes quieran pertenecer. Jose Manuel Foncubierta nos invita a realizar actividades de carácter multisensorial que nos ayuden a activar los conocimientos y el deseo de interacción de los estudiantes. Se trata de una implicación en tres dimensiones: intelectual, emocional y espíritual. Es necesario establecer una relación interpersonal empática que nos lleve a todos a conocernos a nosotros mismos a través del conocimiento de los demás, comprendiendo que el proceso de aprendizaje es multidireccional: profe-estudiante, estudiante-profe, estudiante-estudiante. Para eso, tenemos que movernos a una didáctica de la imaginación y de la emoción y así pasar de la memorización a lo memorable. Tenemos que despertar los sentidos de nuestros estudiantes con todos los recursos que estén a nuestro alcance. Y desde aquí le agradezco a Sonja Betancourt y a María Mendez por compartir sus ideas y ser fuentes reales de inspiración.

Finalmente, la tarea de esta unidad tiene que ver con la narración y el uso de herramientas digitales y por eso les comparto un vídeo de una entrada de mi blog donde pueden ver y escuchar mi biografía lingüística:

Me alegrará leer sus ideas y comentarios sobre este tema. ¡Seguimos con el apredizaje! 🙂

Esta entrada apareció originalmente en mi página es-tema.de

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: